Nuevas texturas, los sabores de siempre

Este año, en el Día Mundial del Alzheimer, Desde el centro de Día de Alzheimer y otras demencias de Lada, queremos compartir con vosotros una experiencia (y nuestro trabajo de un año largo) que supuso un cambio radical en la alimentación de aquellas personas que presentaban disfagia (dificultad para tragar), problemas de masticación y/o riesgo de atragantamiento y que estaban abocadas a dietas trituradas. Estas dietas que, incluso en el mejor de las casos, pueden tener buen sabor y ser nutritivamente adecuadas, no resultaban atractivas a la vista, eran de sabor impreciso y, en muchos casos, provocaban el rechazo de las personas usuarias.

Es importante poner de manifiesto que la alimentación es más que un aporte de nutrientes (indispensable), es también una fuente de placer, un acto social, un potente estímulo para la memoria (olfativa, gustativa, cultural…), un espacio de comunicación (verbal y no verbal) e incluso un momento de afectividad (cómo damos la comida a quien no puedo tomarla por sí mismo, cómo le miramos, cómo le tocamos, nuestro tono de voz). Todo esto debe ser tenido en cuenta y más en las personas con demencia.

Por estas razones nuestro reto consistía en, además de ese entorno afectivo y de bienestar, facilitar platos reconocibles en el sabor, de textura adecuada y con una presentación apetecible. Y con este objetivo todo el equipo (en el que por supuesto el de cocina tuvo un papel fundamental) nos pusimos manos a la obra para buscar información, conseguir recetarios, adaptar los platos y, por supuesto, cocinarlos. Es el momento de poner en valor la implicación de todas, tan importante para que cualquier proyecto llegue a buen puerto.

Llevamos año y medio con esta nueva forma de alimentación y, aunque seguimos investigando y probando, podemos afirmar que ya es una iniciativa consolidada, fácilmente replicable y de la que incluso dimos formación a las familias. Y no cesa la satisfacción que nos produce, cada vez que ponemos estos alimentos en la mesa, comprobar que hemos dado un paso muy importante en mejorar la calidad de vida de las personas para las que trabajamos en un acto tan cotidiano e importante como la comida.

En el enlace adjunto os explicamos cómo adaptamos las texturas para que la comida continúe siendo, además de una necesidad fisiológica, un momento de placer y disfrute.

Para descargarlo pinche aquí: COMIDA TEXTURIZADA Y AGAR- AGAR

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s